PIE PLANO


Pie Plano

Cuando empece mi especialidad, me di cuenta de tantas cosas que sucedían en el pie que nadie ni por error le ponía atención, ahora te puedo decir que cuidar el pie es la clave para evitar muchos problemas tan graves de tu cuerpo.


 
Qué es el pie plano
El pie plano es una modificación que se puede caracteriza por una falta de arco longitudinal o de bóveda plantar (justo la alteración contraria que la del pie cavo). 

“Se dice del pie que ha perdido arco plantar normal y se ha aplanado”(En mi tierra le dicen que el pie parece como un tamal), , una forma de identificarlo es cuando camina un niño descalzo el que  la huella carece de la curva que se ve hacia dentro del pie entre el dedo pulgar (gordito) y el talón que le da característica al pie o ésta es menos pronunciada.

ESTUDIOS QUE HEMOS REALIZADO EN PIE PLANO:
En estudios realizados en nuestro centro de investigación (Instituto New Rehabilitation), en población de entre los 3 años y 10 años lo hemos encontrado en  aproximadamente un 36 por ciento de los niños de esta edad y en un 38 % de la población. Este dato nos preocupa porque en lugar de disminuir encontramos mas casos a mayor edad, estos datos están por publicarse en revista medica en Europa.

Causas
Existen varios factores que producen que los pies planos ocurren debido a que los tejidos que sostienen las articulaciones en el pie se debilitan o no adquieren el desarrollo adecuado, ya sea por factores genéticos o por algún padecimiento o falta de estimulo.
El desarrollo normal de los niños permite que al crecer los los tejidos adquieren propiedades que les permiten mas fuerza y por lo tanto pueden tensar y van conformando el arco plantar, esto sucede entre los dos a tres años de edad. Cuando tenemos pie plano esto se altera por lo que no se forma el arco plantar.
 Un factor que ocasiona modificaciones en los pies de los adultos son :
a).- Envejecimiento
b).- Sobreuso
c).-Lesiones
d).- Enfermedades  que pueden causar daño en los tendones y provocar que se desarrolle un pie plano”. En el caso de que una persona a la que ya se le han formado los arcos presente pie plano, esta afección solo puede aparecer en un lado.
La mayoría de las personas tiene arcos normales cuando son adultas. Sin embargo, es posible que en ocasiones este arco nunca llegue a formarse o el que por alguna alteración este se pierda como por ejemplo en las personas que padecen de pie charcot entre otras patologías. 


Síntomas
Las personas o niños que lo padecen  en la mayoría de casos no se quejan de dolor, pero esto no resta todas las alteraciones biomecanicas (modificaciones en la forma en que nuestro cuerpo funciona). Como te explicamos,el desarrollo normal del niño hasta los dos años de edad no se permite determinar la presencia de la alteración porque, hasta entonces, el pie del niño cuenta con un tejido adiposo (grasa) en la planta del pie. Esta almohadilla desaparece con el tiempo y no requiere tratamiento alguno, ademas de que los tejidos musculares adquieren mayor tensión al ganar fuerza por el estimulo que se produce por el inicio de la marcha y el aumento de actividades en bipedestación (de pie).
Hay ocasiones en las que el dolor de pie plano que sufren los niños es causado por la  forma en que los huesos del pie se mueven de forma alterada entre si.
En el caso de los adultos el dolor aparecerá después de períodos prolongados sobreutilizando el pie o practicando deporte. 
Prevención
La mejor medicina es la que previene, y la prevención en el caso de una persona que sufre de pie plano es el diagnostico oportuno, para mitigar los efectos secundarios que produce.
Entre las medidas que aplicamos cuando detectamos el problema en adultos , es aplicar a sus hijos la realización de ejercicio, que permita optimizar el desarrollo de los pies, entre los que se encuentra:
  • Caminar de puntillas.
  • Andar descalzo por terreno irregular o por la playa.
  • Agarrar objetos con los dedos de los pies (Ejemplo arrugar la sabana con los dedos).
Estos sencillos hábitos ayudan a formar el arco y por lo tanto previenen la aparición del pie plano, a pesar de que, en la mayoría de los casos este tipo de alteración es hereditaria.
Generalmente, el pie plano no supone un problema para caminar o calzarse. Es conveniente observar una serie de reglas básicas en el calzado, tales como emplear siempre un zapato ancho, cómodo y flexible, que esté bien ventilado y tenga buena adherencia al suelo.
Tipos
  • Pie plano flexible: Es uno de los tipos más comunes de pie plano y se refiere a un pie que es plano cuando la persona lo apoya en el suelo pero, al levantarlo, el arco vuelve a formarse. Se origina en la niñez en ambos pies y su gravedad va aumentando a lo largo de los años. A medida que se va empeorando la deformidad los tendones y ligamentos del arco pueden estirarse, desgarrarse e inflamarse.      
     
  • Pie plano rígido: Este tipo de pie no presenta arco plantar en ninguna circunstancia.
Diagnóstico
El especialista comprobará si el arco interno del pie del paciente llega a contactar con el suelo. En caso positivo, confirmará el diagnóstico de pies planos. Otras pruebas que pueden facilitar el diagnóstico son la tomografía computarizada o TC, que sirve para examinar los huesos en el pie, la resonancia magnética, para analizar los tendones, o la radiografía
Tratamientos
El tratamiento debe enfocarse a mejorar la biomecanica del pie (forma en que se mueve), para de esta forma disminuir los problemas a corto, mediano y largo plazo, ya que el problema del pie puede ocasionar problemas en todo el cuerpo.
Cuando el pie plano es patológico y produce dolor y molestias, el medico especialista (Ortopedia o Medicina de Rehabilitación) debe valorar qué terapia es la indicada.
 Otro recurso es el uso ortesis como plantillas, zapatos ortopédicos o cuñas, para facilitar la marcha e impedir los dolores.
Otras posibles medidas para reducir el dolor son evitar actividades que provoquen dolor, reducir el sobrepeso o la obesidad, recurrir a medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, para disminuir el dolor y la inflamación, el uso de recursos de medicina de rehabilitación como lo es la terapia de ultrasonidos que proporcionan un alivio y el uso de rutinas con estimulación eléctrica para mejora de fuerza han dado excelentes resultados en nuestros pacientes.
“Si el problema es más grave, puede que sea necesario el tratamiento quirúrgico”,. La cirugía puede contribuir a limpiar o reparar el tendón y a fusionar algunas de las articulaciones del pie en una posición corregida, algo que afortunadamente en nuestros pacientes no hemos llegado a utilizar.
 
¡¡CONTACTANOS!!

                            WhatsApp para cualquier duda: 5542019090

 Para mayores informes, sugerencias, comentarios, o solicitud de consulta cuentas con la página www.rehabilitarse.com
                                  o al email:       soporte@rehabilitarse.com 
                                 Teléfono: 
            México: 01(55) 42 01 90 90 
        Pachuca: 01 (771) 13 84 795, (771)18 60 140 y (771)4124040.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Me molesta la muñeca (Quiste sinovial)

QUE LE PASO A LA SELECCION DE MEXICO EN EL MUNDIAL